La venta no termina con el pago: fidelización a través del modo de entrega del producto

compra-online

Pónselo fácil, ese podría ser el resumen que se podría hacer a la cuestión de cual es el mejor método para que mis clientes puedan recibir los productos. Y es que mediante una estrategia multicanal podemos crear nuevas formas de entregar los pedidos para adaptarnos a las necesidades o gustos de los clientes y, sobre todo, ganarnos su confianza.

Una vez hecha una venta ¿importa ya la opinión del cliente? Quizás sea uno de los momentos más importantes de todo el proceso ya que de su satisfacción dependerá que ganemos un cliente o no sólo lo perdamos, sino que nos ganemos su enemistad y una mala publicidad. Para ello, como en otros aspectos de la venta online, lo mejor y más productivo es poner las cosas lo más sencillas y transparentes posibles. Para ello, volvemos a tirar de un concepto que, los que nos seguís desde los últimos post sabéis que nos parece clave para una estrategia de comercio electrónico: la multicanalidad.

Y es que la multicanalidad es la esencia que puede permitir a cualquier comercio tradicional saltar la barrera del online y crecer tanto dentro como fuera de Internet. Centrándonos en el proceso que nos ocupa, paremos un momento en el punto justo cuando un cliente ya ha hecho su compra y se plantea el cómo recibir su pedido.

En esencia, sólo se reducen a dos las opciones que pueden ser envío o recogida en tienda pero lo que no podemos hacer es restringir cada una de ellas a un canal específico. Es decir, ¿por qué no ofrecer la recogida en tienda para los pedidos online y el envío a casa desde la tienda física? Nuevamente, conectando nuestro negocio y nuestro comercio virtual podemos dar ese extra de servicio que enganchará hasta el más acérrimo “showroomer” y dar la seguridad al más reticente usuario online de que existe alguien real detrás de la web que está visitando.

Ya sea mediante una combinación u otra, lo que no puede faltar ya es la emisión automática de una factura en cualquiera de ellas, y además, que el sistema esté preparado para realizar este proceso de forma automática ya sea para una persona física o jurídica. Este documento es la garantía para nuestro cliente de que su pedido llegará y que podrá reclamarlo, así como su dinero, cuando quiera. De nuevo, en cada paso hay que subir un peldaño más en la confianza de nuestro cliente.

También puede interesarte...